Eramos pocos…

11Dec07

… y llegaron los bibliotecarios.

Sorprendente anuncio el de la STSI en las II Jornades d’Internet Social, donde en grandes rasgos nos explicaron que desde el Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya consideraba cubiertas sus necesidades de hardware en las bibliotecas y que por ello en el convenio con la empresa pública estatal red.es acordaron recibir la ayuda en forma de formación.

O sea que en los equipos informáticos que se encuentran instalados en las bibliotecas se impartirán clases alfabetización digital.

Algunos de los ponentes, todos de bibliotecas excepto el TEB, que no supo defender su parcela, indicaron que la alfabetización digital está dentro de la alfabetización informacional.

Estos dos tipos de alfabetización son consecutivos, a mi entender, ya que se puede estar alfabetizado completamente en el uso de las nuevas tecnologías, pero no tener ningún tipo de alfabetización informacional.
Este caso preocupa desde hace tiempo a los pedagogos, que ven cómo sus alumnos saben utilizar correctamente todas las funciones de sus televisores, pero sin embargo no saben ver correctamente la televisión. Un claro déficit de formación informacional.

El planteamiento, creo, no es nada realista. Puesto que a muchos bibliotecarios ya les viene grande el uso de las nuevas tecnologías para su quehacer diario, ¿cómo van a dar formación a los usuarios? No creo que los profesionales de las bibliotecas estén por la labor, entre otras cosas porque ésta no es su labor.

La gente de bibliotecas arguye que los usuarios les hacen preguntas de cómo utilizar las herramientas informáticas, y que de esa forma les formarán.
Y la pregunta que lanzo es: ¿Acaso enseñan a leer a la gente que les pide un libro si no sabe? Evidentemente no, lo que harán es derivarlos a una escuela de adultos, por ejemplo.
¿O si quiero un libro que está en catalán y yo no se catalán?
Me enviarán primero a unos cursos de catalán. No me lo enseñarán en la biblioteca.

De igual forma, si llega a al biblioteca alguien sin conocimientos de nuevas tecnologías, lo normal sería derivarlo al telecentro más cercano, donde le dotarán de los rudimentos básicos para que pueda luego acercarse a la biblioteca.

Sin duda esta intromisión profesional viene propiciada por el echo de considerar a los ordenadores que dan acceso a Internet en las bibliotecas como telecentros.
Seguro que los bibliotecarios no consideran unas estanterías con libros una biblioteca, y nosotros no deberíamos considerar unos cuantos ordenadores conectados a internet un telecentro.


3 Responses to “Eramos pocos…”  

  1. 1 Esther

    Nunca es tarde si la dicha es buena! Aprovecho la referencia al TEB para registrar mi primer comentario en este espacio y felicitarte por tu blog.
    Ayer el TEB postuló que el trabajo de Telecentros y Bibliotecas es complementario y debe ser coordinado en red, porque así lo creemos… nuestra intención no era defender ninguna plaza, si no abrir el dialogo entre los participantes.
    En fin.. que aun queda mucho por hablar sobre este tema… porque el resultado lo construiremos conjuntamente. De hecho, el TEB participa en la formación que la Biblioteca de Sant Pau imparte a sus usuarios y tambien colaboramos con dicha biblioteca en un proyecto experimental de dinamización comunitaria compartida, gracias a un Plan Educatiu d’Entorn.
    En fin… creo que el diálogo se ha abierto y me parece fantástico que así sea.
    Estamos en contacto!

  2. 2 David

    Las bibliotecas, en cuanto que bibliotecas creo que tienen bien definidas sus funciones. Difusión de la cultura en los diferentes apoyos modernos. papel, cd, dvd… no creo que tengan que hacer formación.

    Por otro lado, en una biblioteca se pueden acumular otras instalacions culturales: salas de exposiciones, aulas de formación.. etc, cosas que no tienen que recaer sobre las espaldas del bibliotecario, que cómo dice claramente su nombre, su tarea es otra bien definida, y diferenciada de la de formador.

    Esta bien que se concentren diferentes servicios comunitarios en unos edificios, pero no esta bien que se multipliquen o aumenten las responsabilidades de unos profesionales que ya tienen.

    ¿No sé que pensáis ? Los telecentros tenemos multiples funciones, no sólo formación, una biblioteca, en tanto que tiene ordenadores es un telecentro, pero un bibliotecario no tiene por que asumir las tareas sociales que implican la dinamización de un telecentro.

    ¿No sé si me explico? Tener ordenadores no quiere decir que debas dinamizarlos.

    Otra cosa es que la sociedad , la nuestra, necessita más edcuacacción, tanto a nivel de uso de las nuevas tecnologias como a nivel informacional, ( saber procesar la información, tener una visión critica de la realidad..etc) Pero estas carencias, si la escuela no es capaz de resolverla, lo tienen que hacer los bibliotecarios?

    Necessitamos mas recursos culturales, se pueden concentrar en los edificios de las bibliotecas, pero , cada cosa debe ser tratada por profesionales especializados, con recursos adecuados a sus objetivos.

    La biblioteca , con el bibliotecario, gestion de la información, prestamo de libros revistas, etc…

    Telecentro, profesionales con capacidad de socialización de la tecnologia, conocimientos de software libre, capacidad de hacer reflexionar, ayudar a tener un vision crítica sobre la información, capacidades pedagógicas para alfabetizar digitalmente…

    Alfabetización de lecto escritura, otro profesional, un maestro…!!

    Por fabor, pensemos un poco , en un taller de coches, una cosa es un planchista, otra el pintor y otra el mecánico, todos no hacen lo mismo, aunque personalmente puedan estar preparados para ello.

    Si no nos damos cuenta, cuando a alguien que tiene un trabajo le encargamos otro, estamos devaluando su profesión, pues consideramos que lo que hace no es suficiente, no caigamos en esta trampa. Profesionales preparados a los que se reconozca su valor, de lo contrario tendremos profesionales de la cultura que abarcan mucho, pero que “aprietan poco”.

    Hay mucho trabajo en el campo social, cultural, necesitamos aumentar la calidad de la educación, no devaluar a nuestros profesionales.

    ¿Que opinais?

  3. 3 Isidreb

    Estic molt d’acord amb els plantejaments del Jordi i a més, a partir del que vaig escoltar, hi afegiria

    * Utilitzen un llenguatge poc fonamentat i poc documentat, les definicions de alfabetització digital son incorrectes o com a mínim, molt discutibles. A més d’elitistes i poc coneixedores de la tasca dels telecentres.
    * Es presenten amb un cert aire de supèrbia “ això dels telecentres esta molt bé, però les biblioteques som el més millor”. El telecentres són el passat i nosaltres el futur.
    * Marquen com a paradigma “l’alfabetització informacional” i n’inclouen l’alfabetització digital com una part del nou paradigma. Aquest plantejament ignora l’existència de la fractura digital, ja que s’adreça solament a les persones que ja van a les biblioteques i ignoren una gran part de la població.
    * Correm el risc de que sigui la “nova moda” alimentat per els recursos de l’administració i per el lobby bibliotecari. En els telecentres de Catalunya s’ha invertit massa pocs recursos económics en comparació del ingent esforç que s’hi fa cada día.

Leave a Reply




ico_rss  Facebook ico_t ico_delicious