Tenia el otro día una charla con uno de los máximos responsables de la red de Telecentros de Teletrabajo de la Red de Telecentros de Catalunya, y me comentaba que tenían clarísimo que su modelo de telecentro pasaba por la promoción económica del territorio.

Ya sabéis que yo tengo una idea muy clara de lo que debe ser y sobretodo de lo que no debe ser un telecentro, y creo que las oficinas de promoción económica ya están inventadas y hacen una excelente labor.

Y hago hincapié en este apunte porqué, como siempre digo, no tiene mucho sentido que hagamos trabajos que ya hacen otros profesionales especializados, cuando nosotros tenemos un campo sobre el que trabajar que nadie más está tan capacitado para hacerlo. Centrémonos en aquello en lo que somos especialistas, y que nadie más es capaz de abordar, y no queramos abarcar tanto. En cuanto en algo de lo que hacemos nos huela que hay otros profesionales que también lo hacen, seguramente será indicativo de que les estamos pisando el terreno, y nuestro campo de acción ya es suficientemente amplio como para meternos en otros berenjenales.

En mi humilde opinión, los telecentros de teletrabajo deberían educar a las empresas en el uso de las nuevas tecnologías (igual como otros telecentros educan en su uso a los ciudadanos de a pié). En las ventajas competitivas que les pueden brindar las Tecnologías de la Información, y especialmente en las oportunidades que se pierden si no se suben al carro de la Sociedad de la Información. Y creo que esta ya es una labor lo bastante ardua, como para meterse a hacer promoción económica del territorio. Que ya queda muy lejos de esto.



ico_rss  Facebook ico_t ico_delicious